REPORTE POLÍTICO 1798

reporte-politico-2

Juan Sánchez Cabrera

 

CHARALITOS…

El gobernador Omar Fayad Meneses no deja de mencionar el combate a la corrupción, como el mensaje de mayor solidez y presencia en su administración y se sabe que son varios los ex funcionarios y ex alcaldes que están bajo la lupa, que son investigados y sujetos a auditoría, otros que pueden ser sujetos a la ley si la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo considera que las cuentas no son lo bastante claras para que sean exonerados, no solo los que fungieron al frente de un ayuntamiento, también entre los ex funcionarios, algunos de primer nivel, está viva la posibilidad de que se descubran algunos pecadillos, sin embargo no hay ninguna garantía de que el combate a la corrupción alcance sus objetivos, porque al frente de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo está Rodolfo Picazo Molina, según se sabe, es el encargado de perseguir a los corruptos y cada que llega el cambio de administración municipal “avisa” que hay dos o tres ex alcaldes con problemas porque no justifican gastos, la ASEH fija plazos y amenaza con notificar ante el Congreso del Estado para iniciar la demanda judicial, así busca “acalambrar” a los ex alcaldes que no son de su agrado, pues es fuerte la versión de que Rodolfo Picazo Molina tiene un grupo de asesores que orienta a los investigados para que limpien el cochinero antes de irse, asesoría que no es de ninguna forma gratuita, se cobra y bien.

Tal vez por eso es que la ASEH nunca ejerce acción contra ningún funcionario de primer nivel o algún legislador, sus clientes son los ex alcaldes de algún municipio modesto, porque es evidente que Picazo Molina busca congraciarse con el poder, con los de arriba y no se atrevería nunca a atrapar un pez gordo, si acaso algunos charalitos para justificar un cargo del que ya debería renunciar, pues de acuerdo a sus antecedentes, Picazo Molina no es capaz de recuperar los recursos desviados y en los 6 años que lleva en la ASEH no se recuerda a ningún ex alcalde que haya sido obligado a devolver lo que se llevó; mucho ruido y nada efectivo.

DERROCHE…

Es posible que la diputada Maria Luisa Pérez Perusquía no se haya percatado de que el gobierno y la política viven otros tiempos en Hidalgo y que uno de los objetivos fundamentales es abatir cualquier forma de corrupción y la legislatura 63 que coordina Pérez Perusquia continua derrochando recursos y abusos que implantó el ex diputado Ernesto Gil Elorduy en la legislatura 62, pues de acuerdo a los diputados y a la misma Luisa Pérez, son los diputados los primeros en derrochar recursos, como si fuera competencia para ver qué legislador obtiene una mayor tajada en el presupuesto, con el argumento de que son los diputados que menos cobran en todo el país; de acuerdo a lo declarado por María Luisa Pérez, cada diputado percibe mas de 48 mil pesos de salario o dieta, a los que se suman 20 mil pesos para apoyo de personal y 30 mil pesos de apoyo por su gestión, que suman mas de 98 mil pesos, cifra que supera los 71 mil pesos que por sueldo nominal percibe el gobernador Omar Fayad.

Concientes de que perciben beneficios mas allá de lo que gana un funcionario en Hidalgo, los diputados mantuvieron la secrecía sobre sus ganancias, que en el caso de los coordinadores son mayores todavía, sin embargo la diputada que coordina la bancada del PRD, Margarita Ramos Villeda, cayó en la indiscreción y alertó al diputado panista Cipriano Charrez Pedraza, coordinador de los panistas, sobre el monto que recibió en su primer mes de trabajar como diputada; no son los únicos beneficios, también reciben autos último modelo, ademas de otras prestaciones, lo que de alguna forma explica que traten por cualquier medio, de llegar al poder, pues saben que se benefician con el derroche de recursos públicos; además quienes integran alguna de las muchas comisiones, reciben una cifra adicional y por ello se espera que la legislatura 63 se distinga por las iniciativas y leyes a favor de los hidalguenses.

LEALTAD…

Alberto Meléndez Apodaca, dirigente en Hidalgo del partido tricolor, recorre el estado para conocer de cerca la manera en que están trabajando los comités municipales, pero llama la atención el mensaje de Alberto Meléndez, porque es insistente en el tema de la lealtad al PRI, lo que viene a confirmar que en la elección que culminó con el triunfo de Omar Fayad como gobernador, hubo “manos negras” que atentaron contra la causa priista y provocaron la pérdida de 50 municipios, peor que la elección municipal del 2005 cuando el tricolor perdió 46 de los 84 y se dijo que el fracaso fue planeado por la traición de los priistas resentidos, con esa elección “se estrenó” el gobernador Miguel Ángel Osorio Chong y la caída en la votación priista continuó hasta julio del 2006 cuando Roberto Madrazo Pintado, candidato presidencial por el agandalle, fue apaleado en las urnas por Felipe Calderón y López Obrador, cayendo el PRI hasta un lejano tercer lugar.

Luego del fracaso de Madrazo, los sepultureros avistaron el entierro del tricolor, como resultado del agandalle de Madrazo y del madrazo que Elba Esther Gordillo le asestó al partido en la obsesión por desquitarse de la traición que le atribuyó a Roberto Madrazo, como haya sido, los priistas pagaron con derrotas la traición en la cúpula del partido y fue necesario el trabajo tenaz, serio y con el “oxígeno” de la lealtad, a cargo de Beatriz Paredes y Jesús Murillo Karam al frente de la dirigencia nacional, para que el PRI saliera de la tumba; hoy los priistas de Hidalgo viven una etapa similar, por ello el discurso de Alberto Meléndez insiste en la lealtad que le deben al partido, porque es indudable que resultados como los hubo en las urnas el 5 de junio no pueden ocurrir sin que haya consecuencias.

CARGA CULPAS…

A través de los años, en el PRI hay casos de probada lealtad, de viejos militantes que siempre están dispuestos a apoyar, así lo fueron en su momento los priistas Efraín Arista Ruiz, Francisco Maldonado Lecona y Ricardo del Razo, que lamentablemente ya cumplieron su ciclo de vida y a quienes nunca se les reconoció, por lo que el comité de Alberto Meléndez está ante la oportunidad de hacer un reconocimiento a militantes de la talla de Racial Vidal Cortes y otros que durante muchos años han dado la cara por el partido, sin esperar ningún cargo a cambio, con lealtad y principios, factores que le van a hacer mucha falta al tricolor, porque no solo se perdieron espacios importantes el 5 de junio, también se prendieron las alarmas y ahí está el aviso de que hay que sacudir y fuerte, para depurar entre la militancia.

Alberto Meléndez ha forjado su carrera y ascenso al lado de Miguel Ángel Osorio, el secretario de Gobernación que pese a los augurios en contra, se ha logrado mantener al frente de la más influyente secretaría en el gabinete federal y para los analistas, el priista mejor ubicado en la carrera por la candidatura presidencial en el 2018 y pese a la feroz campaña contra Peña Nieto y el PRI, nadie en su sano juicio podría apostar por la derrota priista, no cuando se advierte que los políticos y los partidos, del color que sean, son quienes ganan mayor puntuación en el rechazo de la sociedad; lo que queda claro es que la mayoría de los mexicanos no creen en la honestidad de los políticos, pero es evidente que la carga de desprestigio es mayor hacia el gobierno, al que culpan de todos los males que se padecen en el país y no falta quien vaticina una derrota en el 2018, sin embargo la carrera ya empezó, es larga y en el camino se dan los reacomodos de las fuerzas políticas diversas y llegará el tiempo de apostar.

DIVISIÓN…

No solo en el tricolor se preparan para lo que viene, pues aunque en el 2017 no habrá elección en Hidalgo, los partidos que quieren dar la pelea en el 2018 están en la talacha partidista y los panistas que vislumbran la posibilidad de que vuelvan a ganar la presidencia, están dedicados a fortalecer su presencia en los municipios y buscan relevar al dirigente Asael Hernández Cerón; el proceso para la elección de dirigentes ya está en marcha y el que levanta la mano es Alfredo Ortega Appendini, que ya ocupó la secretaría general en el comité estatal y encabeza el grupo que exige cuentas a Asael Hernández, quien pese a no contar con el apoyo de muchos militantes, trabajó por el triunfo en municipios de gran peso electoral como Pachuca, Ixmiquilpan y Mineral de la Reforma y por primera vez el PAN tiene siete curules en el Congreso del estado, cifra que ni siquiera consiguió en 1999 con el efecto Fox, que se tradujo en el triunfo de José Antonio Tellería, primero como diputado y después alcalde de Pachuca.

Los panistas van por la renovación, un grupo apoya a Asael Hernández, otro la juega con Alfredo Ortega y en la división puede estar el quiebre panista; el PRD y José Guadarrama no digieren el resultado adverso del 5 de junio, pues a la vista de muchos hizo una campaña de mayor cercanía con la gente, sin embargo no hay que olvidar que en el rejuego por el poder, hubo juego sucio contra el PRI y se buscó “reventar” la campaña de Omar Fayad apostando a favor de los panistas, por eso la votación sorpresiva del cantante Francisco Javier Berganza que fue el beneficiario con el juego sucio, por lo que habrá que ver la manera en que Acción Nacional y sobre todo quien queda en la dirigencia, capitaliza lo ganado en la reciente elección.

https://reportepolitico.wordpress.com

 

Anuncios

~ por reportepolitico en octubre 16, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: