LA NEUROCIRUGÍA AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD

Juan Sánchez Cabrera

 

(Como un reconocimiento al doctor Fernando Chong, se reproduce la entrevista publicada en la edición 735 de Avanzando el 6 de mayo de 1995.)

 

&.-La lucha contra la muerte, principio y meta de la ciencia.

&.-Fernando Chong, médico hidalguense con lauros internacionales.

&.-En la mesa de operaciones, no existen clases sociales.

 

Pachuca de Soto, Hgo.- La lucha del hombre por servir a la humanidad, ha sidoneurocirugia (3) manifestación que en diversas actividades logran sus objetivos, pero es en el campo de la medicina en el que adquiere su más genuina expresión, porque nace con la vocación y sigue con el estudio en la aulas, el internado, la residencia y la obtención del título que antecede a la especialidad, pero no limita nunca la investigación, si se quiere estar al tanto de los últimos avances de la ciencia.

Todo lo anterior es parte del camino que debe recorrer el médico Neurocirujano, si la intención es ser cada vez más útil a la sociedad, aportando los conocimientos para hacer realidad el viejo anhelo de prolongar la vida de los seres humanos.

Un largo camino, casi siempre de privaciones y de sacrificios, que se inicia al sentir la vocación y continua para llegar a trascender en la eterna batalla contra la muerte y a favor de la vida.

Un ejemplo de ello es el destacado médico hidalguense Fernando Javier Chong García, Neurocirujano que en varias ocasiones ha sido invitado a participar en distintos países de América, Europa y Asia, impartiendo sus conocimientos no solo en las intervenciones quirúrgicas, sino como ponente y conferencista en congresos que son un aporte para los médicos neurocirujanos de todo el mundo.

Originario de ésta ciudad, Fernando Chong estudio la preparatoria en el Instituto Científico Literario y abrevó la enseñanza de la medicina en la Facultad de la Universidad Nacional Autónoma de México y en su camino encontró al Neurocirujano Manuel Velasco Suárez, de quien se convirtió en su más aventajado discípulo.

neuroEntrevistado en su consultorio, Fernando Chong define a la neurocirugía, como “una especialidad que requiere y exige muchos años de instrucción, práctica, adiestramiento y verdadera vocación para servir a la humanidad; provoca una tensión emocional, porque se trabaja con las partes más sensibles y misteriosas del cuerpo humano, como son el cerebro y la médula espinal, en donde se llegan a ocultar los aneurismas y tumores que si no son atendidos a tiempo, pueden crecer y representar un elevado porcentaje de riesgo en la intervención quirúrgica”, señaló.

“El más pequeño equívoco en el manejo del escalpelo, puede provocar una parálisis o incluso la muerte”, advirtió Fernando Chong, antes de reconocer que es también “una profesión de la que me siento profundamente orgulloso, porque me ha permitido hacer realidad un ofrecimiento que hace muchos años le hice a mi padre, el de prepararme para ser útil a la sociedad, sin distingos de ninguna clase, porque en la mesa de operaciones y aun en el consultorio, no existen las clases sociales”.

Casado con la señora Consuelo Barreiro de Chong, padre de nueve hijos y con igual número de nietos, Fernando Chong García participó como ayudante en la que fue su primera intervención quirúrgica y tuvo en la mesa de operaciones al afamado astro del cine nacional, Pedro Infante Cruz, a quien en su primer accidente aéreo fue necesario colocarle una placa de platino; cuando el ex presidente de México, Adolfo López Mateos, hubo de ser intervenido para atenderle de una aneurisma que tiempo después le causó la muerte, nuestro entrevistado formó parte del equipo que encabezó el prestigiado Neurocirujano James J. Poppen.neurocirugia (2)

Ha sido Jefe del Servicio de Neurocirugía en el Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana y durante varios años fue catedrático en la Escuela Nacional de Medicina de la UNAM, habiendo realizado amplia investigación para enriquecer su aporte al campo de la neurocirugía.

En 1963, le correspondió efectuar la primera operación en la sala 4 del Hospital General de México, nosocomio que 22 años después se convirtiera en la tumba de cientos de hombres, mujeres y niños, como consecuencia de los sismos ocurridos el 19 y 20 de septiembre 1985.

En 1981 le correspondió inaugurar el servicio de neurocirugía en el Hospital del Niño en esta ciudad; ha sido médico neurocirujano en el desaparecido Hospital Civil y el Hospital General de Pachuca y desde hace muchos años en un conocido nosocomio de la capital del país.

En 1981 fue nombrado presidente del Consejo Estatal de Salud.

“Cuando se trata de salvar una vida, no importa si es pobre o rico, tampoco la edad, se pone el mayor empeño y conocimientos para contribuir al éxito más valioso de la humanidad, como es prolongar la vida de un ser humano”, dijo convencido de que su esfuerzo de tantos años no ha sido en vano.

Hecho poco conocido, es que por el prestigio del doctor Fernando Chong, fue invitado por el presidente Luis Echeverría y formó parte de la comitiva mexicana que acudió a China en agosto de 1973.

Parte de su compromiso, es entregar a la sociedad hidalguense un sitio en el que con la más moderna tecnología en el mundo ofrezca la mejor atención médica en todas sus especialidades, por lo que desde 1986, Fernando Chong y un grupo de médicos, se propusieron la creación del Centro de Medicina Integral, mismo que el 27 de Mayo de 1994 fuera inaugurado en esta ciudad por el maestro Neurocirujano, Manuel Velasco Suárez.

neurocirugia (1)El Centro de Medicina Integral cuenta con los aparatos más modernos y presta invaluables servicios en ecocardiografía, rayos X, resonancia magnética, mamografía, Holter, radiodiagnóstico, tomografía computarizada, ultrasonografìa, electrofisiología, laboratorio, mapeo cerebral, Fluoroscopia, Electroencefalografía y Espirometría, entre otros que permiten a los médicos en cualquier especialidad, contar con un acertado diagnóstico y aplicar oportunamente el tratamiento que corresponda.

Conforme a lo expresado por el doctor Fernando Chong, el Centro de Medicina Integral “no busca el lucro económico, porque a pesar de contar con el equipo de tomografía más avanzado en nuestro país está a la disposición de los centros hospitalarios más modestos de la ciudad y en forma particular atiende a todo aquel que lo requiere, porque el objetivo de su creación es precisamente aportar algo a los hidalguenses”.

El doctor Fernando Chong García concluye la entrevista al reiterar que “la neurocirugía es un arte, es parte esencial para servir a la humanidad en la lucha contra la muerte, que es el principio y meta de la ciencia médica”.

Anuncios

~ por reportepolitico en agosto 25, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: