REPORTE POLÍTICO 1711

Juan Sánchez Cabrera

 

EN CRISIS…

Cuando faltan seis meses para que los partidos políticos pasen el examen de las urnas para elegir a 500 diputados, gobernador en nueve estados, cientos de diputados locales y alcaldes en varias entidades, en el PRI hidalguense ya inició la cuenta regresiva que culminará en enero con la designación de los candidatos(as) a diputados federales, jornada electoral en la que todos los partidos tratarán de obtener la mayoría de curules en el Congreso federal, una elección que se ve como un reto para los partidos con mayor clientela como son el PRI, PAN y PRD y ante la situación que se vive en todo el país, incluso con repercusión más allá de las fronteras, se considera imposible encontrar el discurso que atraiga a los electores, sobre todo teniendo en cuenta las marchas y plantones que se organizan en todo el país para exigir que se localicen vivos a los 43 estudiantes de Ayotzinapa que junto con seis muertos y 25 heridos, ubica a Guerrero en el capítulo más negro de la historia criminal.

Las exigencias de que renuncie el presidente Enrique Peña Nieto han sido hábilmente manejadas por los enemigos del gobierno y logran impacto en foros y medios de comunicación en otros países; Ayotzinapa ha dado a México mayor fama que ningún otro hecho, pero es fama negativa y con razón o sin ella, la imagen del Gobierno mexicano es de represor, de un gobierno al que le atribuye desaparecer a los 43 normalistas, en una visión que los enemigos de Peña Nieto se han encargado de torcer y que de no actuar con prontitud, corren el riesgo de que Peña Nieto y el gobierno de México queden señalados en la historia por una serie de crímenes que se descubren en diversas zonas de Guerrero.

SIN CREDIBILIDAD…

Son muchos y de importancia los cargos de elección que estarán en disputa el primer domingo de junio, al que todos los partidos políticos llegarán carentes de credibilidad, porque el caso Ayotzinapa, cadena de hechos de sangre que en la práctica se atribuyen a gente ligada con el PRD, ha salpicado de tal forma al ejercicio de la política, que una enorme carga de crítica social es difundida contra el PRI, contra el gobierno y contra Peña Nieto, sin que ningún partido quede al margen de las críticas, por lo que de no hacer algo efectivo y en el corto plazo, la escasez de votantes el 7 de junio restará legitimidad a quienes logren el respaldo del voto popular, una gran parte de los electores han perdido la confianza en las instituciones, en el gobierno y en los políticos; de los partidos, ni hablar, es bien sabido el desdén porque son vistos como negocio jugoso para unos cuantos y son además sostenidos con miles de millones que aportan los contribuyentes.

Los priistas, sin que hayan tenido una participación directa en el caso Ayotzinapa, cargan el peso de la protesta social y de la campaña insidiosa contra Peña Nieto y la exigencia de que aparezcan vivos los 43 normalistas se hace solo contra Peña Nieto, ninguna voz se escucha contra el PRD, partido que postuló al gobernador de Guerrero y al alcalde de Iguala, ambos involucrados en el que parece haber sido un crimen masivo con ribetes de sadismo escalofriante y mientras todas las críticas se lanzan contra el gobierno federal, el reloj electoral avanza sin que ningún partido se considere a salvo de la desconfianza social; el ejercicio político alcanza el mayor rechazo de que se tenga memoria en nuestro país.

SANGUINARIO…

Nadie imaginó, la noche del 26 de septiembre, el curso que seguirían los hechos de sangre en Iguala, cuando por indicaciones del alcalde José Luis Abarca Velázquez, perredista por más señas, ordenó a los policías de Iguala, impedir que un grupo de normalistas se manifestara y echara a perder el evento en el que la mujer de Abarca, también militante del PRD, rendía su informe al frente del DIF y con dicho acto iniciar su campaña para heredar la alcaldía de Iguala; los policías municipales no solo acataron la orden, sino que entregaron a 43 normalistas a policías de Cocula y no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió, pero desde entonces, hace ya 70 días, no se sabe de los 43 jóvenes normalistas, aunque cada día que pasa es más grande el temor de que los hayan matado con saña y salvajismo como según lo declararon tres sujetos que dijeron haber participado en la orgía sangrienta; inició así un hecho que ha sido condenado por un gran número de organismos a nivel mundial y ha puesto en el punto de la crítica al gobierno de Enrique Peña Nieto, al que muchos señalan culpable de los sangrientos hechos y exigen que renuncie.

No es fácil entender la reacción de esa parte de la sociedad mexicana, que si bien es cierto tiene todo el derecho de expresar su sentir, entre la exigencia de que se vaya Peña Nieto y el clamor porque se haga justicia, parecen olvidarse que en Iguala el alcalde José Luis Abarca y su mujer, María de los Ángeles Pineda, aspirante a heredar la alcaldía y famosa por ser de familia relacionada con el crimen organizado, son militantes del PRD, como lo es también el gobernador, ahora con licencia, Ángel Heladio Aguirre, a quien el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong ordenó desde que se conocieron los hechos criminales, que le pusiera doble vigilancia a José Luis Abarca, para impedir que fuera a huir, pues ya había indicios de su presunta culpabilidad.

MAFIOSOS…

El ex gobernador y militante del PRD, Ángel Heladio Aguirre, no solo no lo vigiló, sino que lo protegió y al estilo de los mafiosos, le mandó el aviso de que los judiciales iban por él; José Luis Abarca huyó junto con su mujer y anduvo prófugo hasta que lo atraparon escondido en una casa en Iztapalapa, delegación que por simple coincidencia gobierna el PRD, partido que postuló a José Luis Abarca y apoyaría la frustrada candidatura de la mujer, cuya familia está ligada a criminales peligrosos en la región de Guerrero; sin embargo ninguna voz se escucha contra los perredistas que aprovecharon el escándalo que hizo la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas y “nadan de muertito” para que no lo alcance la tempestad.

Pese al cinismo de los perredistas, el PRD no será más el partido que con López Obrador estuvo a medio punto de ganar la presidencia en el 2006 y a 8 años de distancia, habría que analizar hasta qué punto es culpable López Obrador de haber dejado que Felipe Calderón gobernara, un sexenio en el que floreció el crimen organizado y en todo el país ocurrieron los crímenes por docenas; si los priistas que dirige Cesar Camacho, al igual que en todo el país no revierten la campaña en su contra, estarán dejando el camino libre para que los panistas se recuperen de la patiza en 2012 y que los morenos de López Obrador, al que muchos miran como autor de la campaña contra Peña Nieto, haga su debut con algunos triunfos.

BAJO LLAVE…

Aunque se insiste en que serán las bases priistas quienes definan la lista de candidatos, es posible que a estas alturas ya esté definida y bajo llave, solo esperando que se publique la convocatoria; Geraldina García, Fernando Moctezuma, Mayka Ortega Eguiluz, Flor de María López, Aunard de la Rocha, Roberto Pedraza, Ramón Ramírez, Jorge Márquez Alvarado, Jorge Márquez Montes, Ricardo Crespo, Joel Guerrero Juárez y Carolina Viggiano, esperan el llamado del partido y el visto bueno del jefe político, que junto con Miguel Osorio Chong y Jesús Murillo habrán de definir el futuro político en el corto plazo en Hidalgo.

Entre los panistas de Hidalgo, antes que pensar en una lista deben limpiar la elección de la dirigencia, porque Asael Hernández acusa de tramposo a Alejandro Moreno y hay riesgo de que el proceso se defina en los tribunales; entre los perredistas el que ordena es de José Guadarrama, pues para eso impuso a Ramón Flores Reyes, sin embargo habrá problemas a la hora de palomear candidatos, porque Isidro Pedraza hace mancuerna con Luciano Cornejo para contrarrestar el dominio del profesor.

NO LE AFLOJAN…

Saben ambos que en la próxima lista de candidatos, puede venir el nombre de quien les pueda hacer sombra en el 2016, por ello los senadores David Penchyna y Omar Fayad tratan de tener presencia y aprovechan cualquier motivo para mandar el mensaje de que sí quieren; Omar Fayad ya estrenó oficinas en las que asegura, atenderá a todos los que lo soliciten y Penchyna Grub, cuyas oficinas están abiertas desde hace más de un año, recurrió al informe de labores que difundió a todo lujo.

Es indudable que la carrera por la sucesión inició desde hace varios meses y solo queda esperar que el acelere no se refleje en perjuicio de la unidad y es oportuno recordar que en los años recientes, la diputación federal cobra una mayor importancia como antesala rumbo al cuarto piso, como lo constatan Manuel Ángel Núñez y Miguel Osorio que dejaron la curul, espacio que alcanza importancia similar a la que tuvo el escaño senatorial, dominio que se prolongó por más de medio siglo.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en diciembre 7, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: