REPORTE POLÍTICO 1710

Juan Sánchez Cabrera

PODREDUMBRE…

Difícil reto tiene el gobierno de Enrique Peña Nieto ante la obligación, urgente, de depurar las corporaciones policiacas en las que la podredumbre parece estar arraigada, pues cada día que pasa nos enteramos de crímenes en los que se involucra a policías, del rango que sean, sujetos a los que el gobierno capacita incluso con gastos y salario mientras se preparan para integrarse a alguna corporación y pese al esfuerzo que seguramente hacen las autoridades para contar con buenos policías, ese objetivo está cada vez más lejano, como lo está también la respuesta que claman y con justa razón los padres de los 43 jóvenes que siguen sin aparecer en Iguala, clamor al que a diario se suman miles de voces en todo el mundo, sin que se advierta la posibilidad de llegar al fondo del macabro tema que no solo exhibe la crueldad y salvajismo de los policías, sino la complicidad de jefes policiacos y hasta del gobernador de Guerrero con licencia, el perredista Ángel Aguirre al que le bastó retirarse del cargo para que no se le moleste siquiera con la obligación moral de declarar ante el ministerio público, pese a ser señalado de proteger y mandar el pitazo para que el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, huyera antes de que los agentes judiciales lo atraparan.

Tanto se ha dicho sobre la culpa directa de los perredistas Ángel Aguirre y José Luis Abarca, que resulta ofensiva la pasividad para aplicar la ley, pues luego de 9 semanas de ocurridos los crímenes, con José Abarca en la cárcel, el ex gobernador perredista sin ser molestado y Ana María Medina, la mujer de Abarca, disfrutando del arraigo, es lógica la reacción social, las críticas severas en contra del aparato de justicia, porque mientras no aparezcan los hijos que reclaman con angustia 43 familias, que todos los involucrados estén en la cárcel y no se determinen delitos a perseguir, carecerá de sustento y credibilidad el compromiso de aplicar la justicia y de abatir la impunidad, como lo han ofrecido Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Osorio.

LOQUERAS…

Este 1 de diciembre cumple Enrique Peña Nieto dos años de ejercer el cargo que la mayoría de los electores le ordenó, lapso en el que, no tengo la menor duda, han existido desaciertos, porque no existe un gobierno que pueda calificarse de perfecto, sin embargo los apetitos del poder hacen que las ambiciones se desaten y los que parecen ser crímenes cometidos con saña y salvajismo (ojala estuviéramos equivocados) son aprovechados por el mismo que apadrinó a los perredistas José Luis Abarca y Ángel Aguirre y dando muestra del oportunismo cínico, Andrés Manuel López Obrador insiste en que Peña Nieto debe renunciar, pues en su loco desvarío supuso que si la renuncia se hubiera dado antes del 1 de diciembre, se habría tenido que ordenar una nueva elección y seguro la ganaría López Obrador, que ya no tendría problema con el partido, porque es dueño de Morena y ya tiene derecho a recibir una millonada de pesos cada mes.

López Obrador es señalado de financiar a los grupos de salvajes que en cada marcha o mitin ocultan su rostro con una capucha y dan rienda suelta a sus afanes de destrucción, agreden a la sociedad, enfrentan a los policías y luego claman justicia y acusan ser víctimas de represión; fórmula que el mismo Peje aplicó para manejar como títeres a grupos de jóvenes que durante muchos años han sido utilizados por Obrador como carne de cañón y que en algún momento, si no se les frena con la fuerza de la ley, se convertirán en carne de presidio o de panteón; Peña Nieto, como cualquier funcionario elegido, no puede renunciar y nadie en sus cabales pedirá licencia al más alto cargo público en el país, sin embargo las loqueras de López Obrador le siguen haciendo un enorme daño al país y alguien debería recordarle al Peje que ya hizo bastante ridículo cuando el 20 de noviembre del 2006 se proclamó así mismo “presidente legítimo” y hasta rindió la protesta en medio del aplauso del grupo que le aplaude sus loqueras, sin advertir que en esa forma contribuye a desprestigiar la política.

EN PEDAZOS…

Sujetos como López Obrador son los que acabaron con la credibilidad social en el PRD, que nunca fue mucha porque desde que surgió el 5 de mayo de 1989 con el membrete de Revolución Democrática afilió a priistas que sin el menor decoro patearon la cuna política, como lo hizo su creador, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, que así buscó calmar la ira que le produjo haber dejado perder la presidencia en 1988, pues aunque mucho se dijo que fue él quien ganó y que Miguel de la Madrid ordenó a Manuel Bartlett que hiciera las trampas que fueran necesarias para impedir que el PRI dejara el poder; es posible que así haya sido, pues Cárdenas hizo una gran campaña, atrajo a miles de seguidores y sus mítines fueron con plaza llena, pero le faltó coraje para defender su presunto triunfo y esa debilidad hizo que le temblaran las canillas ante la fuerza del sistema y soportó callado la humillación de ver que Carlos Salinas llegaba al poder por la vía del fraude.

En los meses siguientes al 1 de diciembre de 1988, con Carlos Salinas en el poder, Cárdenas Solórzano se dedicó a crear su partido y su propio negocio y fue el PRI, su partido de origen, en donde encontró a los primeros aliados con cierta fama, aunque de la peor; Porfirio Muñoz Ledo que había sido dirigente nacional del PRI luego lo sería del PRD, que fue candidato presidencial por el PARM, renunció y se fue a colaborar con Vicente Fox, luego regresó al PRD y después se pasó al PT; López Obrador fue dirigente del PRI en Tabasco y elogiaba sin decoro a Carlos Salinas, incluso le compuso el himno al PRI, hizo berrinche porque no le dieron la candidatura a gobernador y Cuauhtémoc Cárdenas le dio refugio en el PRD, como lo hizo años después con Arturo Núñez, que como priista rendía elogios a Ernesto Zedillo; Marcelo Ebrard, Manuel Camacho Solís, Manuel Bartlett, Leonel Godoy, Ricardo Monreal y Rosario Robles Berlanga, entre otros, fue el tipo de gente que Cárdenas aceptó en el PRD.

DE LO PEOR…

De López Obrador poco hay que añadir, lleva más de 10 años sin trabajar, nadie sabe de qué se sostiene, aunque se sospecha que mientras ejerció como dirigente del PRD y luego jefe de Gobierno, supo engordar al cochinito, posee lujosas propiedades y se dio el lujo de no trabajar durante una década, y aunque ya tiene su partido Morena, sigue de mantenido; Leonel Godoy, fue dirigente nacional del PRD, senador y gobernador de Michoacán, es señalado de haber endeudado al estado con más de 25 mil millones de pesos y es hermano de Julio Cesar Godoy Toscano, al que metieron el Congreso escondido en la cajuela de un coche para que pudiera rendir la protesta como diputado y ampararse con el fuero, pues lo buscaba la policía por tener nexos con los narcos, hasta la fecha sigue prófugo el hermano de Leonel Godoy, ilustre en el grupo cardenista, igual que Rosario Robles, que también fue dirigente nacional del PRD y Cuauhtémoc Cárdenas la dejó al frente del gobierno capitalino en el 2000 cuando por tercera vez fracasó al buscar la presidencia; Rosario Robles se hizo famosa cuando se ventilaron sus amoríos clandestinos con el argentino Carlos Ahumada, el mismo que apareció entregando miles de dólares a René Bejarano, otro distinguido perredista.

Con gente de esa calidad moral, a los que se suma Jesús Zambrano, también dirigente del PRD que al inicio del sexenio secundó las iniciativas de reformas que envió Peña Nieto y luego las criticó, demostró ser un dirigente centavero y dejó el partido con el más bajo índice de credibilidad, por ello no extraña que Cuauhtémoc Cárdenas haya decidido no seguir siendo parte de un partido que carece de vergüenza moral.

EN EL JALONEO…

Conforme se acerca la fecha, surgen nuevas figuras en el jaloneo por las candidaturas y en el Partido Revolucionario Institucional será difícil con formar una lista de candidatos(as) sin provocar el disgusto con los que no sean incluidos; será necesaria la intervención del jefe político para que la campaña no los encuentre divididos, sin embargo parecen firmes el secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma Pereda, Mayka Ortega Eguiluz, Roberto Pedraza Martínez, Aunard de la Rocha y Alberto Meléndez Apodaca, entre otros, pues en los últimos días se insiste en el retorno de Ramón Ramírez Valtierra, a quien estaría palomeando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; no hay que olvidar el 50 y 50, por lo que la lista estaría incompleta en el caso de las damas priistas.

En la oposición la situación no es fácil, el PRD vive una ruptura; los panistas carecen de figuras que garanticen ganar un distrito; Nueva Alianza es aliado seguro de los priistas, igual que los verdes; Morena surge con la mala fama de López Obrador, mientras que el Partido Encuentro Social y Partido Humanista buscan en su debut ir con candidatos que aseguren una votación arriba del 3 por ciento.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en diciembre 1, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: