REPORTE POLÍTICO 1707

Juan Sánchez Cabrera

 

MINUCIOSO…

El periodismo ha sido desde siempre un oficio con alto riesgo y los intentos por lograr la protección de quienes lo ejercen, ha sido inquietud de los periodistas, por ello llama la atención el análisis que un elevado número de periodistas realiza sobre el ante proyecto de Reglamento para Protección a Periodistas para cuya aprobación ya se anuncian diversos foros en Huejutla, Tulancingo, Tula y Pachuca, regiones en las que se concentra un gran número de publicaciones impresas y en las que la Radio y la Televisión tienen una notable presencia, sin olvidar la tecnología moderna puesta también al servicio de la información; un anteproyecto que debe definirse con la participación de todos los periodistas que quieran aportar una idea, pues un tema de vital importancia para los periodistas, lo es para la sociedad en su conjunto, pues no se concibe una sociedad en libertad sin tener garantizado el derecho a la información y la libertad de expresión, que no es un derecho exclusivo de quienes ejercen el periodismo, no es así, es un derecho que todos los ciudadanos, sin importar condición social, económica o incluso del más elevado rango político, deben ejercer a plenitud y no se concibe un pueblo libre, si se le priva del derecho a expresarse con toda libertad.

La ley que proteja a quienes ejercen una labor informativa continua como una demanda insatisfecha, sin embargo en los años recientes, un grupo de periodistas inició los trabajos previos al ante proyecto y dialogó con el Procurador de Justicia y con un grupo de legisladores y en los últimos meses el intento que ha sido demanda colectiva parece avanzar con la seriedad que no se consiguió antes y es deseable que quienes intervienen con la representación oficial, asuman una actitud de compromiso con la sociedad y contribuyan a la integración de una ley y un reglamento que no exima de la responsabilidad a los periodistas, pero que tampoco se convierta en una limitante o ley de control; los intentos por la mejor organización de los periodistas en Hidalgo, se pierden en el transcurso de los años, pero también es innegable que ha habido muchos intentos por limitar la libertad de expresión, como se hizo hace 30 años, por el temor de un presidente al que la crítica le agriaba la digestión.

LEY MORDAZA…

Los intentos moralizadores del entonces recién estrenado presidente, Miguel de la Madrid, cuyo slogan de campaña se basó en la Renovación Moral y la Sociedad Igualitaria, buscaron ganar adeptos a través de amordazar a la prensa y en un acto desesperado ante los rumores que hablaban de presunta debilidad personal y para calmar la irritación social contra el ex presidente José López Portillo, envió al Congreso una iniciativa en la que se prohibía a los medios de comunicación utilizar cualquier adjetivo que pareciera ofensivo contra los funcionarios públicos, incluido en primer término, el presidente de la República; eran los primeros meses de 1983 y los medios hacían eco del ánimo entre la sociedad, López Portillo era motivo de burlas hirientes y en cuanto llegaba a algún sitio público, un club o restaurante por ejemplo, los presentes le recordaban con fingidos ladridos, el dicho “defenderé como perro al peso mexicano” que JoLoPo había pronunciado henchido de emoción el 20 de noviembre de 1982 durante un acto efectuado en Tezontlale, Ajacuba; 10 días antes de terminar su sexenio que concluyó con la nacionalización de la Banca y una de las más costosas devaluaciones del peso.

López Portillo recibió severas críticas, no solo por la payasada del perro, también por su conducta frívola y la rapacidad que se desató durante su sexenio entre los miembros de su gabinete, por la riqueza insultante que muchos lograron, de ahí que su sucesor, Miguel de la Madrid, de cuya tibieza contagio a muchos en su equipo, gris y mediocre, sin tener nada nuevo que ofrecer en su campaña por la presidencia, se le ocurrió, porque solo fue una ocurrencia, proponer la renovación moral de la sociedad y crear una sociedad igualitaria; no alcanzó ni una cosa ni la otra, pero en sus afanes moralizadores, pretendió amordazar a la prensa, a lo mejor para no verse expuesto como ya se veía a López Portillo.

LE FUE PEOR…

Miguel de la Madrid siguió la costumbre de ordenar al Congreso aprobar la que se conoció como Ley Mordaza y el entonces presidente de la Gran Comisión en la Cámara de Diputados, el hidalguense Humberto Lugo Gil no vaciló en aprobarla y se festinó una ley que evitaría cualquier adjetivo que los censores consideraran ofensivo contra algún funcionario público de los preferidos por el presidente y los medios de Radio, Televisión y Prensa iniciaron una campaña para evitar que la Ley Mordaza llegara a publicarse en el Diario Oficial, campaña que no fue fácil, porque en la secretaría de Gobernación, de la que depende la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas, estaba nada menos que Manuel Bartlett Díaz, “el duro”que fue el último que aguantó seis años como titular en Gobernación y que ganó fama en 1984 como sospechoso de haber ordenado la muerte del periodista Manuel Buendía Téllez Girón, acribillado a balazos el 30 de mayo de 1984 en la esquina de Insurgentes y Hamburgo en la ciudad de México.

Ante las protestas que se desataron en todo el país (en Hidalgo se sumaron los semanarios Avanzando y La Opinión), Manuel Bartlett se vio obligado a ordenar que no se publicara en el Diario Oficial la Ley Mordaza que Humberto Lugo Gil había ordenado a los diputados aprobar sin el menor análisis, nada más para cumplir una orden de Miguel de la Madrid y no provocar el regaño de su jefe y en varias ciudades se llevaron a cabo foros de consulta en los que los periodistas, de diversos medios y sin ninguna cortapisa, expusieron los motivos de su propuesta, y la Ley que pretendió amordazar a la prensa quedó sin efecto, sin embargo Miguel de la Madrid ya había dado muestras de su desdén contra la prensa, a lo que se sumó la corrupción que se descubrió entre los preferidos de JoLoPo, como fue el Negro Arturo Durazo y la ola de críticas se desató, López Portillo quedó en la historia como ejemplo de voracidad y a Miguel de la Madrid se le recuerda por el rotundo fracaso en la renovación moral y la sociedad igualitaria que no pasó de ser una vacilada, le fue peor y a la distancia sigue en la memoria de muchos periodistas por el triste papel que tuvo ante la tragedia que destruyó gran parte de la Capital el 19 de septiembre de 1985, un presidente que se escondió y se mostró tibio y miedoso, espantado ante la gente del pueblo que salió a rifarse el físico para rescatar a cientos de víctimas.

A SUS ORDENES…

Con la tragedia que encueró al sistema y dejó el valemadrismo oficial al descubierto, se empezó a escribir aquel 19 de septiembre la página negra que marcó el sexenio del colimense y muchos años después de entregar el mando a Carlos Salinas se le recuerda como el creador fallido de una ley que fue a tiempo detenida, pero los que atentaron contra la libertad de expresión quedaron marcados; Manuel Bartlett, entonces destacado priista, fue obligado a escuchar los reclamos de los periodistas y de organizaciones civiles que se sumaron a la exigencia de la libertad de expresión y 20 años después, Manuel Bartlett dio el cambiazo y cuando vio que no tendría más hueso en el partido del que fue secretario general en 1982, se fue echando pestes y se refugió en la oposición, en la que como senador y diputado es uno de los fieles a López Obrador.

Humberto Lugo siguió cosechando las regalías por la sumisión que siempre mostró con el alto mando político, luego de fallar en la Ley Mordaza siguió acumulando cargos y después de 30 años de intentar ser candidato a gobernador de Hidalgo, el sistema lo premió, aunque debió conformarse con un interinato de solo 22 semanas, pero se le recuerda como el diputado que sin más opinión que le orden del amo, aprobó una ley para controlar a la Prensa.

SE REFLEJAN…

Hechos tan condenables como los ocurridos en Iguala, impactan en todo el país, incluso en lejanos países en los que las marchas y plantones de protesta continúan a diario para unirse en la exigencia común de que aparezcan vivos los 43 normalistas que no aparecen, así como la exigencia de que se castigue con todo el peso de la ley a los culpables de lo que se sospecha, fue un crimen colectivo, alevoso y sanguinario y las protestas en forma masiva se reflejan también en Hidalgo; desde hace 20 días grupos de estudiantes se manifiestan en demandas a favor de que aparezcan y las protestas suben de tono entre los alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, cuyas instalaciones fueron tomadas la mañana del jueves y por la trascendencia que este hecho puede alcanzar, se espera la intervención de las altas autoridades en el ámbito universitario, incluso del gobernador Francisco Olvera, para evitar que Hidalgo se convierta en un foco de agitación social.

Desde siempre, cuando se trata de causas benéficas, la inquietud de los jóvenes universitarios ha contado con el apoyo de la sociedad y los hechos en Iguala han unificado el sentir de los mexicanos, en Hidalgo no puede ser de otra forma, sin embargo es necesario, obligado, que se observe quienes promueven las protestas para evitar que haya porros infiltrados entre los estudiantes o lo que sería peor, que a Hidalgo llegaran los “anarcos” que con tanta impunidad violan las leyes de la convivencia social en la ciudad de México; en Hidalgo no deben permitirse hechos de vandalismo y delincuencia disfrazada de reclamos sociales que atenten contra la paz social que promueve Olvera Ruiz.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en noviembre 10, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: