REPORTE POLÍTICO 1699

Juan Sánchez Cabrera

 

SIN FANFARRIAS…

Sin ningún acto suntuoso, en el marco de la austeridad que anunció, el gobernador Francisco Olvera Ruiz cumplió el mandato constitucional y acudió al Congreso del Estado para entregar el texto del cuarto Informe de Gobierno, ceremonia que sin alcanzar la solemnidad que la vistió otros años, sirve para confirmar que más allá de obras de oropel o eventos para el lucimiento personal, Olvera Ruiz busca concretar los proyectos de mayor importancia para el desarrollo de Hidalgo, sin embargo la presencia del mandatario en el Congreso propició el ejercicio crítico plural, se escuchó la voz de los diputados que a nombre de su respectivo partido político dijeron lo que a su juicio no camina bien, pero ese no es tema nuevo, porque no es necesario el cargo de legislador para que cualquier ciudadano exprese su forma de pensar y que bien porque la libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales para que la sociedad manifieste su inconformidad y eso fue lo que algunos diputado hicieron al fijar la posición de su respectivo partido.

El cuarto informe de Olvera Ruiz confirma que la política vive nuevos tiempos, que quedan atrás los informes en los que era obligado el acarreo de campesinos, la presencia de políticos de primer nivel, incluso de secretarios en el gabinete presidencial que traían el mensaje del “jefe de jefes” y de acuerdo a la categoría del enviado presidencial, se calificaba la importancia real o supuesta del informante; hoy Olvera Ruiz sigue en el marco de austeridad que inició con Jesús Murillo Karam y siguió con Manuel Ángel Núñez Soto y Miguel Ángel Osorio Chong, aunque cabe señalar que Humberto Lugo Gil, político de chapa antigua, buscó vestirse de luces en el informe que cerró el sexenio como sustituto de Jesús Murillo, pero Humberto Lugo tenía motivo para festejar en grande, pues se tardó 25 años en alcanzar el cargo y aunque solo gobernó 22 semanas, el pachangón en la Concepción fue para el disfrute de los “amigos del señor”, en privado y con el derroche de los viejos tiempos.

NUEVOS TIEMPOS…

El cuarto informe de Olvera Ruiz no tuvo a los “invitados especiales” que en otros años eran recibidos en el aeropuerto por los principales funcionarios en el gobierno estatal; acudían los gobernadores de otros estados y de acuerdo al número de mandatarios visitantes se advertía el futuro del gobernador y si el representante era el Secretario de gobernación, la gallera se alocaba y ya veían al gobernador informante como seguro en el equipo presidencial, lo que en Hidalgo no ocurrió, porque en el último medio siglo el único gobernador que informó ante un invitado de esa jerarquía, fue Raúl Lozano Ramírez al culminar el encargo del presidente Luis Echeverría que lo retiró del Senado para apaciguar a los grupos que se peleaban el control político en Hidalgo, luego de que el mismo Luis Echeverría ordenó el derrocamiento de Otoniel Miranda Andrade el 29 de abril de 1975.

Lozano Ramírez ejerció el mando provisional en un lapso de 131 días y a su informe vino Mario Moya Palencia, secretario de Gobernación en el sexenio de Luis Echeverría y quien para muchos era el futuro candidato presidencial, pues de esa secretaría habían surgido los presidentes desde la época de Miguel Alemán Valdés y la excepción fue Adolfo López Mateos que dejó la secretaria del Trabajo para ser candidato a la Presidencia; Lozano Ramírez entregó al gobernador Jorge Rojo Lugo el 7 de septiembre, única vez que el Estadio Revolución fue declarado Recinto Oficial para un evento de tanta importancia y no regresó al Senado, porque fue designado ministro en la Suprema Corte de Justicia; Echeverría Álvarez es a la fecha el último que brincó de Gobernación a Palacio Nacional y Mario Moya el único que con ese cargo vino a Hidalgo a escuchar un informe de gobierno.

SELLO PERSONAL…

Cada mandatario impone el sello personal en su gobierno y no es distinto en el informe y así lo hizo Jorge Rojo Lugo al inicio y en la segunda parte de su gobierno, porque en dos años le tocó informar a José Luis Suárez Molina; Rojo Lugo, mesurado en el mensaje, buscó restañar las heridas que dejó la Desaparición de Poderes y el desafuero de Otoniel Miranda, destacó las obras públicas y evitó caer en la promesa fácil o en el proyecto ilusorio, sin embargo cada informe era propicio para la convivencia social que así cubría lo que se volvió costumbre y tradición; el festejo con los artistas de moda era situación común en los informes de gobierno en todo el país.

El gobernador Guillermo Rossell, que vino como representante de López Portillo al segundo informe en 1977, le impuso su personal estilo al evento entonces de mayor importancia, con invitados incluso de otros países y dispuso desde el segundo informe hacerlo en algún municipio, por lo que acudió a Tula y Tulancingo sin faltar el festejo en el que tenía acceso mucha gente del pueblo, pues no hay que olvidar que al día siguiente de tomar posesión, Rossell de la Lama trasladó diversas oficinas a Huejutla para resolver los problemas que amenazaron incendiar la región en la que las matanzas y crímenes eran cosa común; Rossell de la Lama le dio un lugar a los campesinos en todos los eventos públicos.

LA SIMULACIÓN…

Adolfo Lugo Verduzco creyó el sueño guajiro de sus cuates, de que podía ser sucesor de Miguel de la Madrid y desde la dirigencia nacional del PRI buscó el trampolín que lo ubicara en el libro dorado de la historia, pero el favorito de MMH era Carlos Salinas (quien vino al segundo informe de Guillermo Rossell en Cruz Azul) y se tuvo que consolar con el gobierno de Hidalgo, un sexenio en el que la obra pública fue escasa, la obra social no se vio, porque Lugo Verduzco se encerró en la frustración y sus informes eran formulismos de trámite, sin obras ni proyectos relevantes, sin embargo la vieja usanza de las comilonas se cumplió, pero en privado, la simulación de la austeridad y el festejo con gente de los toros, algunos artistas y paisanos, los amigos del ayer, pero aparentando austeridad; hipocresía, pues.

Con Jesús Murillo Karam los informes de gobierno adquirieron la seriedad institucional, un mensaje sin grandes frases para no restar la importancia en las obras y de festejos nada, al menos no se supo que hubiera con Murillo Karam las encerronas que organizó Lugo Verduzco en La Concepción; cinco meses antes de culminar, Murillo Karam fue designado sub secretario en Gobernación y ahí mismo se designó a Humberto Lugo para cubrir el final del sexenio y ya se mencionó que hizo de la pachanga el sello de su temporal gobierno, aunque no participará él, sus cuates que durante muchos años esperaron desquitaron la larga espera.

SIN PASARELA…

Cada informe, sobre todo si estaba próximo el destape de candidatos, era pasarela de políticos y en el mensaje se buscaba leer entre líneas o en el besamanos algún indicio de quienes serian los elegidos, hoy todo eso quedó en el pasado, pues Manuel Ángel Núñez solo festejo en los primeros informes y luego optó por eventos austeros, pero sin dejar fuera la concentración campesina a la que eran traídos desde lejanos municipios, acción que de acuerdo al número de acarreados era motivo de reconocimiento; José Guadarrama fue en sus tiempos de priista, especialista en acarreo de campesinos y se encargó de llenar el escenario en los eventos políticos más relevantes.

Los seis informes que rindió Osorio Chong se destacaron por dos cosas, la obra pública que incluyó transformar la vialidad en Pachuca y la austeridad; Osorio acalló las protestas y reclamos sociales con una obra material que está vigente en la entidad y con similar planteamiento, Olvera Ruiz optó por una ceremonia con los personajes necesarios para darle validez al Cuarto Informe de Gobierno, no más.

ARRANCAN…

Pasada la rendición de cuentas institucional, pareció escucharse la voz de “arrancan” en la lucha por las candidaturas a diputados(as), pues no falta mucho para que en el Instituto Estatal Electoral se instale el Consejo General para un proceso que tendrá aspectos nuevos, pues por ley rige ya la obligación de que los partidos postulen mitad mujeres y mitad hombres, así como las candidaturas independientes que para funcionar en el 2015 deberán apoyarse en diversas modificaciones a la Constitución y ese es boleto que le corresponde a los legisladores locales.

En línea de salida están por el PRI, Fernando Moctezuma Pereda, Aunard de la Rocha, Mayka Ortega, Carolina Viggiano, Jorge Márquez Montes, Ricardo Crespo, Roberto Pedraza, Edna Geraldina García y los que se sumen en los días por venir, mientras que los panistas no acaban de poner orden al interior de su partido y en el PRD esperan que concluya el relevo en la dirigencia nacional que ya está en marcha.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en septiembre 7, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: