REPORTE POLÍTICO 1688

Juan Sánchez Cabrera

 

DIFICIL CREER…

Cuando falta menos de un año para que los hidalguenses acudan a las urnas, en las que al iniciar junio del 2015 elegirán a 7 diputados federales, es difícil creer en el mensaje del gobierno federal, pues por un lado afirma que se combate la pobreza en que se debaten millones de familias en todo el país y por el otro siguen encareciendo gasolinas y combustibles, además de la mayoría de productos básicos y si no bastara, se da a conocer que una vez más, se posponen las obras de la refinería que según dijeron, vendría a transformar el desarrollo económico y social en la región de Tula; muy poco tienen los políticos hidalguenses para presumir ante quienes pedirán el voto, pues una obra que primero fue regateada por Vicente Fox, que manipuló con perversidad Felipe Calderón y que el candidato Enrique Peña ofreció construir, sigue siendo un lastre para la economía de Hidalgo, pues se tiene que abonar el crédito que por mil 500 millones de pesos contrajo el entonces gobernador Miguel Ángel Osorio, para adquirir los terrenos, deuda a la que obligó Felipe Calderón que de manera perversa puso a competir a 11 estados y el “ganador” fue Hidalgo.

Cómo explicar a los miles de hidalguenses que confiaron en la palabra de Felipe Calderón y que a la llegada de Enrique Peña a palacio nacional revalidaron esa confianza, que siempre no, que otra vez se pospone, como lo informó Emilio Lozoya, director de Pemex; fueron muchas expectativas las que se crearon, se hizo pensar a miles de familias que en los siguientes años cambiaría la situación económica, que la oferta de empleos evitaría que miles de jóvenes siguieran tocando puertas o en la vagancia y resulta que no hay nada; cómo harán los candidatos, de cualquier partido, para explicar que tanto como se dijo y se ofreció, no puede ser cumplido.

NO ES EL MILAGRO…

Desde que se dio a conocer el proyecto de construir la refinería, en diversos medios se advirtió que tal obra no sería el milagro que cambiaría las condiciones a favor de la región, por el contrario, la historia nos dice que a la llegada de la actual refinería y la Termoeléctrica los beneficios fueron para una minoría, porque los habitantes de la región solo tuvieron trabajo en la etapa de la construcción y cuando inició la operación, se trajo personal de oficina y obreros de otros estados, así ocurrió en ambas obras, porque dirigentes sindicales en Pemex y en la CFE vendieron las plazas entre sus favoritos; pocos de la región solo agarraron trabajo de peones y ante la llegada de grandes salarios, aumentaron los giros negros, centros de vicio, antros de mala muerte, prostitución, drogas y tabernas prosperaron con los salarios de privilegio para petroleros y electricistas, mientras la gente del pueblo siguió ganando poco, pero tuvo que soportar la carestía que se desataron los comercios de toda índole.

No es la refinería una obra que garantice prosperidad para la gente del pueblo, aunque sí para los inversionistas en otras áreas del desarrollo como es el inmobiliario, pero el proyecto fue difundido como la varita mágica que cambiaría la historia de la región y en esa idea, la posposición una vez más, es vista como un engaño, por lo que los dirigentes priistas deben buscar desde ahora la manera de explicar a los electores con que otras obras se compensará a Hidalgo por el embrollo financiero que provocó el crédito que hasta el momento no sirve de nada; el entonces gobernador Osorio Chong logró que Hidalgo presentara el mejor proyecto y Felipe Calderón así lo reconoció, pero solo era parte del plan perverso contra los hidalguenses.

EL PAQUETE…

Francisco Olvera percibió desde que era candidato, la oposición del gobierno calderonista al proyecto de la refinería y tal vez por eso no le dio vuelo, como tampoco lo hizo con el proyecto del aeropuerto de Tizayuca y ha difundido otros planes en ambas regiones, pero sí tiene el paquete de que el gobierno cubra el crédito contraído; en el orden político el alto mando tiene el reto no solo de escoger a los mejores hombres y mujeres para competir por el voto, también el de formular un mensaje que genere la confianza entre los electores sin olvidar que la designación de candidatos suele provocar la división entre los militantes que nada alcanzan y en los que surge, en automático, la idea de irse a tocar puertas en otro partido.

Son varios los ejemplos de quienes presumían fidelidad al PRI y horas después se sintieron demócratas y se taparon con el sarape ajeno; Daniel Ludlow Kuri así lo hizo, se volvió panista y se fue echando pestes contra el sistema al que sirvió durante varios años; igual actitud en José Guadarrama que luego de 30 años con diversos cargos apadrinado por el tricolor, agarró el discurso de la oposición, como lo hizo Sergio Hernández que pasó del PRI al PRD y ahora está en Nueva Alianza, en donde militan también los ex priistas Moisés Jiménez Sánchez y Alejandro Soto Gutiérrez, que dio el cambiazo y anda de moreno; Ludlow Kuri echa pestes contra los panistas y José Guadarrama buscará ser diputado federal por el PRD para mantener vivo el proyecto que lo anima desde hace tres décadas; en el tricolor es evidente la intención de perfilar a las cartas con que jugará el 2015, Aunar de la Rocha, Fernando Moctezuma Pereda y algún otro “espontaneo” con pase desde Bucareli; Joel Guerrero seguirá en la lista y en el sector femenil Mabel Gutiérrez, de origen en el cacicazgo rancio y Edith Avilés Cano buscan el brinco de la curul local a la federal.

EN LO SUYO…

Mientras muchos políticos andan distraídos con el futbol y hacen changuitos para que la selección de México pase del cuarto juego, en Hidalgo al igual que en el resto del país, la delincuencia hace lo suyo, mantiene el ritmo y no hay día en que no surjan nuevos hechos de sangre, sean homicidios, secuestros, robos en las zonas habitacionales de medio lujo, porque en los fraccionamientos más pomadosos la seguridad es primero; Hidalgo registra un alarmante índice de delitos, 10 feminicidios en lo que va del año y según dice el secretario de Seguridad Pública, Alfredo Ahedo Mayorga, es porque la entidad está importando delincuentes de otros estados, lo que no es ninguna novedad, porque desde hace muchos años así ocurre y no se trata de encontrar las causas, sino de combatir los efectos y si ya saben que los malosos llegan de otros estados, es tiempo de actuar porque los perjudicados, que son muchas familias de clase media, lo que quieren es la seguridad de sus familias, de su patrimonio y nada ganan con que un jefe policiaco diga que los pillos son fuereños; es alarmante la cifra de mujeres y hombres asesinados, de jóvenes desaparecidos y la constante llamada de Alerta Amber para pedir su localización; Hidalgo es un paraíso para los delincuentes y algo debe hacerse si se quiere mantener al estado como uno de los más seguros en todo el país.

Así lo asegura el mensaje oficial y hasta hace algunos años se hablaba de la “tranquilidad provinciana” que tiende a quedar en el pasado, porque la policía, sin importar grados o jerarquías, simplemente es incapaz de garantizar uno de los derechos básicos para el bienestar de la sociedad, como es la seguridad; a nivel estatal Ahedo Mayorga no ha podido cumplir los objetivos de combatir eficazmente a la delincuencia y la situación es peor en la secretaría de Seguridad Pública municipal, en la que José Manuel Mayorga Sánchez no solo es reprobado por los pachuqueños, sino hasta por los elementos a su cargo.

REPRESIVOS…

No se entiende que mientras el gobernador Francisco Olvera pone el mayor interés en las obras del transporte Tuzobus, los agentes de vialidad municipal no tengan la capacidad o siquiera el sentido común para orientar a los conductores, sobre todo a los que los fines de semana llegan de otros estados; es frecuente la imagen de los policías locales dando órdenes a gritos y con prepotencia cuando algún auto no avanza, porque la ruta por la que busca transitar está bloqueada y nadie le aviso; “avance, avance”, se limitan a gritar y si algún manejador intenta preguntar cómo ir a su destino, nadie le orienta, lo que crea a Pachuca una imagen peor de la que ya tiene una ciudad en la que ni siquiera existe un lugar limpio en donde las familias visitantes pueden disfrutar de los platillos regionales.

Los agentes viales bajo el mando de Manuel Mayorga y que tienen como jefe máximo al alcalde Eleazar García Sánchez, están bien capacitados para quitar placas y agredir a los ciudadanos, pues de ello habla el grueso expediente de quejas en la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo y las denuncias ante el ministerio público, porque la represión y abusos son temas en los que destaca la policía municipal, mientras los agentes viales son incapaces para orientar a peatones y conductores sobre la desviación vial y los riesgos en las obras del Tuzobus.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en junio 22, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: