MUNICIPIOS DE HIDALGO, SAQUEO Y DISPENDIO

Horacafe

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

El informe presentado por la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) en torno a la cuenta pública del 2012, confirmó que en diversos municipios de Hidalgo prevalecen las irregularidades en el ejercicio del erario y que con muchos los millones de pesos cuya aplicación aún deben justificar los gobiernos municipales.

De los 84 municipios de la entidad, prácticamente ninguno la libra, pero algunos se distinguen por diversas razones; San Salvador perteneciente a la región del Valle del Mezquital, es el campeón en cuanto a observaciones al sistema de agua potable; a Tepeji del Río, le observaron 5 millones; a otros más, a algunos menos; lo que importa es que son muchísimas las irregularidades.

Hasta hace algunos años a ello le llamaban “desvío de recursos públicos”, peculado, fraude; ahora lo nombran “inconsistencias”, pero como sea son indicios de corrupción, saqueo y dispendio.

Si existe alguna duda, solo hay que ver los resultados que indican que cinco de los 10 municipios con mayor índice de pobreza, han malversado recursos provenientes del Fondo para la Infraestructura Social Municipal, del que existen más de 70 millones de pesos que se sub-ejercieron y una cantidad similar en obras no ejecutadas, que no fueron terminadas o que no cumplen con la calidad y las especificaciones requeridas tan solo en Yahualica, Atlapexco, Huejutla de Reyes, San Felipe Orizatlán y Xochiatipan, todos ellos de la región Huasteca.

Tan solo en Huejutla el gobierno municipal recibió observaciones por 11 millones en 35 obras que no tienen la calidad requerida; se encontraron facturas apócrifas y gastos sin comprobar.

Pero en San Felipe Orizatlán el dispendio y el saqueo lo confirman las inconsistencias por más de 18 millones 200 mil pesos; 5 en obras de pésima calidad; uso injustificado de un millón 350 mil; retiro sin justificar de un millón 900 mil; pagos improcedentes por cerca de 3 millones y falta de comprobación del ejercicio de 7 millones más.

El índice de rezago existente en estos municipios es el más alto del estado, solo comparado con la región Otomí-Tepehua, donde sus gobiernos tampoco salieron bien librados, por ello resulta doblemente condenable que donde más alto es el grado de saqueo, dispendio, obras sin calidad y gastos sin comprobar, es en los de más alta pobreza y donde mayor necesidad existe.

Ahí en la región huasteca donde más hacen falta los recursos, aquellos que han llegado provenientes del Fondo para la Infraestructura Social Municipal, o se han aplicado mal o no se han ejercido, lo que demuestra que sus alcaldes además de ser sospechosos de corrupción, son confirmados ineptos.

Resulta inentendible que la ASEH de a conocer la información de las observaciones, pero oculte públicamente el nombre de contratistas que recibieron recursos millonarios sin justificación alguna, como ocurrió en Huejutla, a menos –claro está- que la auditoria superior igual sea cómplice y que sus observaciones no sean más que demagogia.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Twitter: @joelsanradar

http://joelsan.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en marzo 13, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: