INSUFICIENTE LA REFORMA POLÍTICA; LA REELECCION, UNA BURLA

Horacafe

INSUFICIENTE LA REFORMA

POLÍTICO-ELECTORAL

 

 

Joel Sánchez Rodríguez

@JoelSanRadar

 

A diferencia de lo que fueron las Reformas Educativa y Energética, los diputados federales y senadores aprobaron sin mucho ruido, la Reforma Política que les permite la reelección a los legisladores y eternizarse en las Cámaras como ya algunos lo han hecho sin que su paso por el Palacio de San Lázaro, el de Xicotencatl o ambos, represente algún beneficio para el pueblo “que los llevó ahí”.

Recientemente el Senado de la República avaló la reforma política-electoral, que hay que recordar fue un requisito que puso el Partido Acción Nacional para continuar en el Pacto por México y en el análisis de la Reforma Energética que también respaldaron los panistas y que buscan acreditarse su autoría, aunque falta por ver si igualmente se adjudican las consecuencias que puedan derivar de esta.

La Reforma Política es muy simple, aprobaron la reelección de diputados federales hasta por 12 años, es decir por cuatro periodos de manera consecutiva; en tanto que los senadores podrán reelegirse por un periodo más para sumar igual 12 años, es decir 4 legislaturas, aunque hay que destacar que el verdadero poder que representa la reelección se les concedió a los partidos y las cúpulas partidistas.

Y ello porque si un legislador aspira a reelegirse, solo podrá hacerlo por el mismo partido que lo postuló, a menos que haya renunciado a este antes de cumplir la mitad de su gestión, es decir que en la reelección contará más el visto bueno de los partidos que el de los mismos votantes, obvio, como siempre.

Punto muy importante de la Reforma, es que en esta se obliga a los congresos locales a legislar para modificar su constitución y que se incluya en esta la posibilidad de reelección para diputados al Congreso del Estado y los Presidentes Municipales, lo cual no será opcional sino obligatorio para cada legislatura.

En la reforma aprobada de manera sumamente discreta, no se incluyó la reelección de gobernadores ni les presidente de la República, pero tampoco se incluye la propuesta que había prometido el mandatario Enrique Peña Nieto para reducir de 200 a 100 el número de diputados de representación proporcional o plurinominales, ni se consideró la idea del Partido Acción Nacional de desaparecer las diputaciones pluris y que únicamente existieran 400 curules en la Cámara Baja, 300 asignadas por el principio de mayoría relativa –como ahora- y 100 por el de primera minoría a los 100 segundos lugares que mayor votación alcanzaran en todo el país.

senado-de-la-republica

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Destacan igual algunos puntos, como lo es la transformación de la Procuraduría General de la República en una Fiscalía General, con dos fiscalías especializadas, una en delitos electorales y otra en combate a la corrupción, sobresaliendo que su titular será nombrado por las dos terceras partes del Senado con la posibilidad de ser removido por el presidente si es que tiene el aval de la mayoría calificada del total de los senadores.

Transformar a la PGR en una fiscalía, no garantiza nada, si la corrupción en la dependencia y el uso que se da al ejercicio de la acción penal con fines políticos continúan como ahora, no servirá de nada la transformación en este rubro.

Se concreta la desaparición del Instituto Federal Electoral (IFE) tan demandada por la población; en su lugar se creará el Instituto Nacional de Elecciones (INE) que organizará los comicios federales y se coordinará con los Institutos Electorales de los estados para los procesos locales, organizando las contiendas cuando así se los solicite un estado o bien cuando a su juicio de los 11 consejeros existan indicios de inequidad.

El INE contará con 11 consejeros en vez de los 9 que actualmente tiene el IFE, pero serán designados igual que ahora por la Cámara de Diputados, es decir, con los mismos vicios y las mismas prácticas de cuotas y cotos de poder para los partidos políticos, lo que evitará la independencia del Instituto Nacional de Elecciones.

En relación al INE igual se incluye la disposición de que este será el que designe a los 7 consejeros –así se homologará en todos los estados- de los órganos electorales locales, con lo que se pretende quitar el control que sobre estos tienen los gobernadores por si o a través de las legislaturas en aquellas entidades en las que los diputados “eligen” a través de cuestionables métodos.

En el ámbito electoral, dicha reforma contiene la disposición de que para mantener el registro de un partido político, este deberá alcanzar al menos el 3% de la votación a diferencia del 2% como lo señala la ley actualmente; lo que parece bueno, pero es lamentable si se considera que la propuesta era elevar este requisito hasta los 5 puntos para terminar ya con tanto partiducho que no aporta nada a la democracia y que solo es negocio y fuente de recursos económicos inagotables para sus vividores dirigentes que están muy lejos de ser líderes.

En torno a los comicios, se determinó como causal de nulidad el rebase del tope de gastos de campaña cuando se estime que esto fue determinante y de manera sistemática; además de que se adelanta la fecha de toma de protesta del presidente de la República del 1º de diciembre al 1º de octubre y se cambia del 1º de septiembre al 1º de agosto la fecha de instalación del Congreso General en los años en los que esta coincida con el cambio de gobierno, lo que reduce el tiempo entre la elección (julio) y la toma de protesta.

La reforma aprobada y ya publicada, igual determina que las candidaturas para las Cámaras de Diputados y de Senadores, deberán ser al 50% entre hombres y mujeres y que el presidente de la República podrá establecer un gobierno de coalición.

En términos generales ello es lo que establece la Reforma Política-Electoral, cuyo resultado obviamente deja mucho que desear en cuanto a la reelección de los diputados y senadores y la eliminación de las curules por representación proporcional o la sustitución de estas por las de primera minoría que obligaría a todos los candidatos a hacer campaña y quitaría a las dirigencias partidistas la opción de repartirse las diputaciones como cuotas de poder.

Es preciso que los ciudadanos sigamos exigiendo una Reforma Político-Electoral mucho más profunda, que aliente la transparencia, rendición de cuentas, abra oportunidades a nuevos cuatros, que se consoliden las candidaturas ciudadanas y se establezcan mecanismos para la revocación del mandato incluso a los legisladores.

Lo actualmente aprobado representa un avance, pero definitivamente no basta, al menos los electores no tienen elementos para confiar más en los órganos electorales ni tampoco para sentirse satisfechos.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Twitter: @joelsanradar

http://joelsan.wordpress.com

 

Anuncios

~ por reportepolitico en diciembre 22, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: