REPORTE POLITICO 1666

Juan Sánchez Cabrera

 

NO SERÁ IGUAL…

Le faltaron menos de 260 mil votos o menos de un punto porcentual para alcanzar la gloria; protestó, se declaró en rebeldía, invadió la avenida más importante en la capital del país y convocó a la rebelión “pacifica”, mientras provocaba que miles de comerciantes perdieran su capital, gritó y pataleó, pero fue incapaz de mostrar las pruebas de que le habían robado la presidencia en el 2006 y en su loco desvarió, inventó una presidencia “legítima” que se reservó para él; Manuel Andrés López Obrador arañó la gloria política, pero no le quedó otra salida que aguantarse y así pagó el error de haber gritado el ¡Ya cállate, Chachalaca! con el que ridiculizó a Vicente Fox, grito que se hizo famoso y al tabasqueño le costó perder puntos que en el balance final, hicieron mucha falta, pues marcaron la diferencia entre el triunfo y el fracaso.

López Obrador está en receso obligado, luego de sufrir un infarto la madrugada del lunes 3 y hospitalizado en un exclusivo nosocomio, aunque con un pronóstico médico favorable para su salud, lo que siempre será bueno para sus fanáticos, pero la política en la que López Obrador ha sido un factor importante en los últimos 25 años, registra con su retiro, aunque se diga que es temporal, una baja considerable, porque aunque tal vez reaparezca en los próximos 15 o 20 días o antes, no será el mismo Peje que llenaba las plazas, que atrajo multitudes y provocó la ira de la mayoría a cambio de satisfacer el ego personal y el aplauso de consumo interno; López Obrador está hospitalizado y la noticia impactó en el ámbito político, en momentos en que se discute con mayor algidez la reforma energética a la que se opone con sobrados ímpetus y escasas razones.

LE SALIÓ CARO…

La voz tipluda del Peje y el apodo que le colgó a Vicente Fox, mereció hasta elogios en el círculo pejista y fue festejado por su grupo de fanáticos, pero con ello solo reafirmó su fama de intolerante, de un individuo que no acepta siquiera una opinión diferente a la suya y al sentir el fracaso por no alcanzar el sueño de llegar a vivir en palacio nacional y sin poder demostrar el presunto fraude electoral con el que se favoreció a Felipe Calderón, le dio por gritar en las plazas públicas que Calderón era un pelele, un espurio y un presidente ilegítimo; a los consejeros del Instituto Federal Electoral, con Luis Carlos Ugalde como presidente, los pejistas les tupieron duro y gritaba que a los magistrados en el tribunal electoral “los maicearon”, o lo que es lo mismo, que en el IFE y en el TRIFE se vendieron para votar a favor de Felipe Calderón; el panista contribuyó al declarar “haiga sido como haiga sido, yo gane”, lo que millones de mexicanos vieron como una muestra del cinismo del panista, pero que a López Orador no le sirvió de nada.

Caído en la frustración, López Obrador se peleó con todos, atacó lo mismo a Carlos Salinas que al panista Diego Fernández de Cevallos, a los medios de comunicación y a los priistas de los que formó parte hasta hace 25 años, los distinguió con su desprecio y se olvidó que como dirigente del PRI en Tabasco llegó a presumir ser el compositor del Himno al PRI y se deshacía en elogios para el mismo Carlos Salinas de Gortari, al que después dijo aborrecer, pero esa es historia aparte de quien se volvió enemigo de la cúpula del poder a la que difícil será que llegue, pues aunque decidió formar su propio partido, la salud parece no estar de su lado.

EN EL MITOTE…

Mientras los pejistas y los integrantes del grupo Morena quedan sin dirección y el heredero de López Obrador da continuidad a las protestas que inició el Peje para impedir que en el Senado aprueben la reforma energética, nada pudieron hacer contra la reforma política que según sus promotores, abre nuevos horizontes y será factor en la transformación del país; en dicha reforma se establece la reelección de los senadores que podrán aventarse en el cargo hasta doce años, mientras que los diputados federales tendrán el chance de que los reelijan hasta en tres ocasiones y así disfrutar de salarios de lujo hasta por doce años, igual que los diputados locales, mientras que los alcaldes solo podrán ser reelectos en una ocasión, pero salen favorecidos porque la reforma les permitirá el doblete.

Cabe señalar que la reforma electoral no podrá ser aplicada a favor de los senadores, diputados y alcaldes que están en función, sino a partir de nuevas elecciones y el presidente de la República tomará posesión el 1 de octubre de 2018, lo que le quita sesenta y un días al sexenio de Peña Nieto; las reformas que tanto ha celebrado el presidente Peña Nieto y que menciona como parte de los logros alcanzados en los primeros doce meses de gobierno, contaron con el voto de legisladores panistas y perredistas, aunque no en su totalidad, porque es evidente que los dirigentes Gustavo Madero en el PAN y Jesús Zambrano en el PRD son cada vez más criticados por su notable disposición para colaborar con el gobierno priista.

LA MISMA GATA…

La reforma político-electoral elimina, aunque no inmediatamente, al Instituto Federal Electoral para crear el Instituto Nacional de Elecciones y ya no serán 9 consejeros, sino 11, lo que no evitará que nazca con una enorme carga de desprestigio, pues hereda la desconfianza social y la crisis de credibilidad que nunca pudo superar el IFE, organismo que en 24 años de funcionar nunca pudo dar la certeza de legalidad en ninguna elección y sigue viva la sospecha de que trabajó a las órdenes del gobierno y de Vicente Fox para manipular los resultados electorales en el 2006 en la que presuntamente favoreció a Felipe Calderón y así impedir que llegara López Obrador, pues se temía que el tabasqueño desencadenara una persecución para meter en la cárcel a Vicente Fox y a Martha Sahagún; el IFE quedó a la vista de millones de mexicanos como artífice del atraco electoral.

A la enorme desconfianza y sospechas de que el IFE se vendió con el gobierno y que nunca podrá borrarse, se agrega el derroche de recursos y los altos salarios con los que se favorece a la alta burocracia electoral, baste el dato de que los consejeros perciben más de 200 mil pesos cada mes, además de otros privilegios, como dos autos último modelo, chofer, viajes a lejanos países “para conocer otras formas de elección”, pagados con dinero público y aun así el ex consejero presidente Leonardo Valdés Zurita propuso un aumento del 100 por ciento para igualar con los ministros de la Suprema Corte de Justicia que superan los 400 mil pesos mensuales; la voracidad en el IFE no tiene llenadera y se le sustituye por el Instituto Nacional de Elecciones; la misma gata, nada más le darán un revolcón.

SE ACELERAN…

La reforma energética que se aprobará en las próximas horas, ha sido propicia en la discusión para el lucimiento del senador hidalguense David Penchyna Grub y prende los focos de alerta en otros que buscan el boleto para la más importante jornada electoral, la sucesión en Hidalgo; también senador, Omar Fayad no niega la intención y recientemente declaró que quiere ser gobernador, en tanto que otros personajes tratan de promoverse y como ocurre cada seis años, hay quien decide apoyar la aparición de algún medio de comunicación en donde se difundan las buenas nuevas y se le forme una imagen favorable a quien lo apadrina, lo que para muchos no pasó desapercibido y otro de los aspirantes, José Antonio Rojo, busca ganar espacios y de paso descalifica los actos acelerados por ser una falta de respeto al gobernador Francisco Olvera.

Es indudable que David Penchyna encontró el megáfono adecuado para que su voz gane volumen, porque la Energética es la reforma que el gobierno federal ha buscado con mayor interés, en tanto que Omar Fayad se mueve en la comisión de Seguridad del Senado, posición que no es tan buena, porque el tema seguridad sigue como uno de los pendientes de cumplir y en el ámbito local, un medio de comunicación auspiciado con fines futuristas emite la voz de alerta para otros aspirantes que por la trayectoria en la función pública reclamarán si llegará el momento, el derecho a ser tomados en cuenta; el secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma Pereda cumple la tarea resolviendo los problemas que no tienen por qué llegar más arriba y en la conducción de la agenda legislativa el diputado Ernesto Gil Elorduy muestra que el paso por la función pública durante cuatro décadas le deja la experiencia para saber en qué momento moverse para no caer en el acelere.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en diciembre 8, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: