BUSCAN A EX-ALCALDE POR DELITO DE PECULADO

Santiago de Anaya, Hgo.- Luego de que se conociera la difícil situación económica por la que atraviesa el Ayuntamiento 2012-2016 que le impide pagar incluso el servicio de telefonía para sus funcionarios, las autoridades municipales difundieron que existe una orden de aprehensión en contra del ex-presidente municipal priista Cliserio Ramírez Mendoza.

La crítica condición en la que se encuentran las finanzas municipales fue revelada por diversos medios de comunicación, los que dieron cuenta de que los funcionarios tuvieron que regresar sus teléfonos a la alcaldía, lo que fue confirmado por el presidente municipal Fidencio Gachuz Ramírez, mismo que reconoció que ante el escaso presupuesto y la baja recaudación de recursos propios, el municipio cierra muy mal el año.

En relación a ello se dio a conocer que al ex-alcalde Cliserio Ramírez, quien presidió el Ayuntamiento durante el trienio 2009-2012, ya se le ha fincado responsabilidad penal por lo de los 3 millones de pesos que no justificó de la cuenta pública, por lo que si la autoridad quisiera ejercer la orden de aprehensión existente, en cualquier momento podría convertirse en preso, sin embargo se pasea libremente.

Cuestionado al respecto el titular de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), Rodolfo Picazo Molina, señaló que el organismo aún no ha procedido penalmente en contra de ex-presidentes municipales que no han solventado las observaciones pues se ha respetado su derecho de audiencia y cada uno de los recursos que han interpuesto reciben el tratamiento indicado.

Dijo que él solo ha firmado la liberación correspondiente a la cuenta pública del municipio de Juárez-Hidalgo, pero que son 13 ex-presidentes municipales los que aun tienen pendientes, incluyendo Cliserio Ramírez.

Al señalarle que las autoridades de Santiago de Anaya habían revelado lo de la orden de aprehensión, insistió en que la ASEH no interpuso la denuncia y aseguró que “se trata de otro asunto”, pero no negó la existencia del proceso contra Cliserio Ramírez.

Cabe destacar que el ex-alcalde de Santiago de Anaya, inicialmente mantenía pendiente la justificación de 4 millones de pesos correspondientes al ejercicio fiscal 2011 y que algunos de los actuales regidores lo responsabilizan a él de haber brindado todas las facilidades a la Cementera Santa Anita, productora de cementos Fortaleza, para instalarse en el municipio, lo que ha derivado en un conflicto de carácter social.

Otros dos ex-presidentes municipales, Miguel Escamilla Baños, de Mineral de la Reforma y Clemente Salazar Olivares, de Atlapexco, también enfrentan ya procesos penales, pero ninguno de estos interpuesto por la Auditoría Superior del Estado.

Anuncios

~ por reportepolitico en diciembre 1, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: