REPORTE POLÍTICO 1641

Juan Sánchez Cabrera

 

EL COLMILLO…

Cuando falta un mes para que los candidatos a diputados al Congreso local pasen la prueba de las urnas y sin encuestas que anuncien fracasos o éxitos, la presencia de los partidos con mayor clientela en Hidalgo hace prever que el Partido Revolucionario Institucional está en camino de alcanzar la mayoría y si los partidos de oposición no inventan algo eficaz antes del 28 de junio, están dejando libre la cancha para que el PRI transite hacia el triunfo, pues la experiencia de algunos candidatos, igual que la novatez en otros, puede marcar la diferencia, sin restar méritos a la tarea que los dirigentes de cada partido llevan a cabo; Ricardo Crespo ha puesto a trabajar la maquinaria tricolor y los sectores popular, agrario, campesino, femenil, juvenil y hasta la Vieja Guardia Agrarista harán sentir el peso que incline la balanza a favor de los priistas.

Sin embargo, candidatos con muchas horas de vuelo, como Ernesto Gil Elorduy que va uno en la lista plurinominal no necesitan hacer campaña, pero recorre calles y pueblos para difundir la propuesta priista y eso es sembrar los votos; Alfredo Bejos Nicolás que va por Pachuca II sabe que anda en terreno minado, que la oposición ganó hace tres años y hace campaña de puerta en puerta, igual que otro veterano, Héctor Pedraza Olguín que pareciera llevarla fácil por Ixmiquilpan, pero nada más lejos de la verdad, porque si se descuida se puede llevar la sorpresa, aunque en el corazón del Valle del Mezquital panistas y perredistas están agarrados del chongo y hacen lo necesario para anotarse nuevos fracasos.

CONVENCER…

Con un escenario distinto, los diversos partidos están obligados a convencer a los electores, esa es una tarea que deben tener fija, igual que la tienen en el Instituto Estatal Electoral y el objetivo es mutuo, vencer al abstencionismo que en elecciones locales suele ser mayor que en las federales; sin embargo la campaña del PAN que conduce Alejandro Moreno Abud no parece trascender, si acaso una mención y no más, como si los panistas dieran por hecho que ya perdieron y que se conforman con las cúrules que el sistema les quiera regalar; los panistas pagan los réditos del fracaso que resultó Felipe Calderón como presidente y que no pudo borrar el saldo negativo de otro panista, Vicente Fox, que ganó para siempre la imagen de payaso y zoquete; contra eso poco puede hacer el blanquiazul.

Por el lado de los perredistas la política parece hacerse en serio y el dirigente Arturo Sánchez, igual que José Guadarrama, saben como realizar una campaña para que su mensaje llegue a todos los pueblos, sin embargo no cuentan con figuras de gran arrastre, que con el solo nombre, atraigan al populacho, además de que el PRD quedó en ruinas con la salida de Andrés López y aunque pretendan negarlo, es un hueco enorme que no se llenará fácil, de ahí que si gana uno o dos distritos, el PRD podrá sentirse satisfecho; los verdes además de los votos seguros por la alianza con el PRI en seis distritos, puede dar la sorpresa en el distrito de Tenango; Nueva Alianza se acostumbró a sentirse fuerte porque jugó en coalición, pero hoy va solo y no llegará muy lejos, mientras que el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano tendrán serios problemas para alcanzar la votación mínima de tres puntos porcentuales.

VIEJOS VICIOS…

El estilo en los nuevos tiempos en política, con una vigorosa participación de los partidos en prácticamente todos los proyectos de gran magnitud, como se demuestra con el Pacto por México, permite que las campañas que se realizan en 14 estados de la República, incluido Hidalgo, estén bajo la lupa de autoridades y de los mismos partidos, con mayor activismo por parte de la oposición, que no dejan pasar ni el aire y con frecuenta presentan quejas sobre la presunta violación a la ley electoral y eso hará que en el mediano plazo se erradiquen los viejos vicios a los que son tan afectos todos los partidos, sin excepción, porque ni con ingenuidad en exceso se puede creer que los panistas acostumbran jugar derecho; documentados están muchos casos en los que el cochinero que en algún momento se le adjudicó a los perredistas, se queda chico con las mañas de los panistas, que mientras estuvieron en la oposición se cansaron de criticar las triquiñuelas de los priistas, porque nunca les dejaban ganar nada y en cuanto llegaron a espacios de poder, luego de que en 1989 Carlos Salinas de Gortari les regaló el gobierno de Baja California Norte, se volvieron más tramposos y mapaches, corruptos y cínicos, como Felipe Calderón cuando dijo que había ganado “haiga sido como haiga sido”.

Nadie en su sano juicio podría apostar por el juego limpio en política, ni el PRI, ni el PRD, menos los panistas que entre las trampas que les atribuyen está la de haberle robado la presidencia a López Obrador, pueden presumir de siempre haber jugado con limpieza; los partidos chiquitos, creados por vívales para poder robar los recursos públicos sin que sean obligados a rendir cuentas, son el gran negocio para muchos aventureros que de serios y honestos no tienen ni la idea.

LOS DESPOJOS…

Por estar al frente del gobierno federal y gobernar en 21 estados, es el tricolor el partido que con mayor frecuencia es señalado de incurrir en violaciones con fines electorales, basta recordar el sainete de quinto patio que armó el dirigente panista Gustavo Madero, al exigir que ruede la cabeza de Rosario Robles en la secretaría de Desarrollo Social, acusada de aprovechar los programas sociales para favorecer a los candidatos del tricolor en Veracruz; el escándalo de Madero subió de tono y se rasgó la túnica azul exigiendo el juego limpio y hasta amenazó con salirse del Pacto y algo debió haber logrado, pues a los pocos días el iracundo panista se calmó, pero no ha sido capaz de poner orden en su partido, en donde le gritan que es mandadero al servicio del gobierno y que solo aprovecha el Pacto en su provecho.

Si los propios panistas, tan dados a santiguarse hablan así de Madero Muñoz, no debe ser simple casualidad o pleito de lavadero, algo muy turbio deben haberle descubierto, porque no solo lo ignoran, sino que ya quieren echarlo fuera o será el espíritu caníbal del grupo panista que busca quedarse con los despojos del partido y no vacilan en correr a los que ya no les sirven, así echaron a Vicente Fox luego de que el ranchero de las botas terminó su mandato y así amenazan correr a Felipe Calderón si sigue metiendo la cizaña para quedarse como dueño del PAN para lo cual ya promueve a la señora Margarita Zavala para sustituir a Madero Muñoz; el desgarriate que trae la dirigencia nacional ya surte efecto entre panistas de Hidalgo.

SIN RETORNO…

Los logros que al final del siglo pasado alcanzó el panismo en Hidalgo como reflejo del fenómeno Fox, tuvo también el soporte de José Antonio Tellería Beltrán, empresario que ganó la primera diputación local y luego el ayuntamiento capitalino y surgió así un grupo que creció a su sombra, pero falleció Tellería Beltrán y solo algunos mantienen una relativa presencia, como su viuda Gloria Romero que después de ser diputada federal plurinominal intentó ser senadora y fracaso y por no estar de acuerdo con la forma en que Alejandro Moreno Abud aprovecha el cargo para favorecer a Guillermo Galland como número Uno en la lista de plurinominales, “como un pago de favores” simplemente avisa que renuncia como consejera, lo que habla de la profunda división entre los panistas caídos en crisis luego de disfrutar y sacarle jugo al poder; otra destacada panista que creció con el cobijo de Tellería, es Marisol Vargas Barcena, que fue regidora, dirigente estatal, diputada federal y delegada del IMSS en Hidalgo, cargo al que decidió renunciar, pues al perder el gobierno federal, su salida era inminente.

El relevo de Marisol Vargas se esperaba desde enero y ningún jefe puede sacar adelante el trabajo si los subalternos saben que ya está en la puerta, por ello su salida; Rodolfo Chavero, que dijo adiós a los priistas para sumarse a Tellería, que lo hizo regidor, diputado local y aspirante a senador, está ya trabajando en el Cisen, en donde tiene como jefe a su cuñado Eugenio Imaz Gizpert y solo en sus pesadillas se acuerda de que fue panista; deja dudas lo que argumenta Gloria Romero de que Moreno Abud “paga los favores de Guillermo Galland”, porque recuerda que en el 2000 el ex candidato a gobernador Francisco “Javier” Berganza, se fue echando pestes de los panistas y acusó al entonces dirigente Leobardo Hernández, de haberse robado 8 millones de pesos que eran para la campaña de Berganza y denunció las joterías de Leobardo Hernández y el diputado panista, Reinaldo Rodríguez; Berganza no se distingue por una honradez a toda prueba, pero en su momento hizo públicas las pruebas de lo que afirmó para exhibir las raterías y debilidades entre panistas.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en junio 9, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: