REPORTE POLÍTICO 1638

Juan Sánchez Cabrera

 

ARRANCAN…

Concluido el registro de candidatos, desde el miércoles 15 los partidos políticos que el 7 de julio buscarán ganar la mayoría en el Congreso del Estado, están ya en plena campaña y a través de sus respectivos candidatos hacen llegar a los electores el mensaje que los convenza de cruzar la boleta electoral a su favor en una elección que pareciera ser una más, porque en Hidalgo el trabajo electoral es constante, sin embargo tiene un gran significado, porque es la única intermedia antes de que los hidalguenses deban votar para elegir al sucesor en el más alto cargo en el gobierno del Estado, por lo que la elección de diputados al Congreso será para los partidos, al menos los de mayor clientela, la oportunidad de conocer, sin cantos triunfalistas, la fuerza de su militancia para hacer frente a la más importante competencia; antes del 2016 en que habrá de votarse al sucesor de Francisco Olvera, en el calendario aparece julio del 2015 con la elección de diputados federales, lo que otorga mayor interés al 7 de julio, pues si un partido, el que sea, no muestra la fuerza para ganar una competencia local, no tendrá la necesaria para competir en la federal y mucho menos en la estelar en Hidalgo.

En la integración de legislaturas, el Partido Revolucionario Institucional ha mantenido el dominio, siempre con mayoría de diputados, aunque en los últimos 12 años la oposición ha logrado avances importantes, como fue el PRD en 1999 cuando llegó a tener hasta siete diputados, todos por la vía plurinominal y como una concesión de la ley electoral creada para dar un barniz de democracia y hacer creer a los electores que existe una competencia real, sin embargo, el PRD tardó más de 20 años para ganar un distrito y obtuvo dos hace tres años, mientras que los panistas ganaron Pachuca y Tulancingo en 1999, pero con las cúrules de regalo han llegado a tener la sexteta de legisladores; en la actualidad panistas y perredistas ocupan entre ambos seis de los 30 asientos exclusivos.

INÉDITO ESCENARIO…

Rumbo al 7 de julio se vive un escenario inédito, es la primera elección en los doce años recientes, en la que los panistas llegarán sin la aureola del poder que surge desde Los Pinos, sin la influencia de los delegados federales que en diversas ocasiones fueron señalados de desviar los recursos públicos y programas institucionales para favorecer a su partido y sus candidatos; es la primer elección en que los perredistas van solos, sin alianza con otros partidos y sin la sombra que para bien y para mal, les hizo López Obrador, aunque nadie puede negar que cobijados por el Peje, de manera importante en el 2006, el PRD obtuvo triunfos que nunca esperó lograr; Hidalgo es un ejemplo de ello, al ganar las dos senadurías y dos diputaciones federales.

Hoy los perredistas van sin López Obrador, porque el tabasqueño está dedicado a la formación de otro partido, aunque varios de los candidatos del PRD a diputados locales tienen el sello pejista y para los priistas hay un escenario inédito, pues es la primera elección en Hidalgo, luego de que el partido tricolor recuperó el gobierno de la República que hace 13 años ganó Vicente Fox y por la recuperación alcanzada por el PRI en la preferencia electoral, pero sobre todo por la debilidad que muestran los panistas desde el tercer lugar y por el agujero que con su partida dejó López Obrador en el partido del sol azteca, las apuestas se inclinan a favor del tricolor.

CONCESIÓN…

Para los partidos de la chiquillería, el 7 de julio no se ve favorable, pues en el caso de Nueva Alianza, con dificultad completa la lista de candidatos, no tiene la fuerza necesaria para dar por sí solo la batalla para ganar uno o dos distritos, lo que no es impedimento si quienes mueven las fichas en el ajedrez político miran conveniente que el Panal esté presente en el Congreso, pues hay el antecedente de que aunque algunos panalistas suelen ponerse el disfraz de opositor, finalmente ceden y se suman al voto mayoritario para sacar adelante las iniciativas en las que el gobierno tiene un especial interés; Nueva Alianza puede ganar uno o dos distritos, siempre que no caiga en desacuerdos y deje en el baúl de lo anecdótico las bravatas que, no es necesario decirlo, de nada le sirvieron a la dueña del Panal, Elba Esther Gordillo, recluida en una cárcel, a pesar de ser la poderosa dirigente sindical y del partido.

El Verde Ecologista compite aliado con el PRI en seis distritos y Jorge Malo que hace el papel de dirigente, va primero en lista plurinominal, así que no tiene de que preocuparse, los verdes estarán en la siguiente legislatura; el Partido del Trabajo nunca ha ganado ningún distrito, siempre han sabido sacar provecho en cada elección y Arturo Aparicio Barrios, eterno dirigente del PT tuvo el cinismo hace 3 años de exigir los recursos que se otorgan a cada partido, aunque el PT no registró candidatos, o sea que Arturo Aparicio se robó los recursos públicos; Movimiento Ciudadano tiene dos alcaldes, pero su presencia en Hidalgo no le alcanza para pensar en ganar algún distrito; así están las cosas al iniciar las campañas rumbo al 7 de julio.

TODO ALCANZÓ…

Político de larga duración, con una trayectoria en la que supera a cualquier otro, la desaparición de don Humberto Lugo Gil pone un crespón de luto en la sede de los priistas; dos veces diputado federal, igual que senador, presidio la Gran Comisión en la primera parte del sexenio de Miguel de la Madrid y el Senado en el sexenio de Carlos Salinas, jefe de prensa en la campaña de Luis Echeverría, dirigente de la CNOP y secretario general en el comité directivo nacional, delegado en la Venustiano Carranza, director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, sub secretario del Trabajo y delegado en diversos estados, forman parte de una trayectoria que ningún otro hidalguense alcanzó; es cierto que políticos como Jesús Murillo va en la tercer diputación y es doblemente ex senador, pero no los ha desempeñado de tiempo completo; José Guadarrama ha sido también senador y diputado en dos ocasiones, (tres con una suplencia en 1976) pero no presidieron ambas Cámaras, como es el caso de Lugo Gil.

Como funcionario, fue agente del Ministerio Público en Pachuca, antes de ser diputado federal hace medio siglo y desde 1968 aspirante a la candidatura a gobernador, que en aquel año obtuvo don Manuel Sánchez Vite; Lugo Gil rindió protesta como candidato a senador y andaba de campaña en Huejutla, cuando le llegó el aviso de presentarse en la ciudad de México, solo para enterarse que no iba él, que el “bueno” era Raúl Lozano Ramírez; junto con la candidatura de Lugo Gil, se “cayó” la de Cesar Vieyra Salgado como candidato a diputado federal; a la caída de Otoniel Miranda Andrade, le tocó a don Jorge Rojo Lugo recuperar el dominio del grupo Huichapan y aunque a nadie preocupaba el nepotismo, se habría visto mal que el primo Jorge le heredara el cargo, además de que Guillermo Rossell traía credenciales muy valiosas en los afectos de López Portillo y le ganó la carrera, en la que Lugo Gil volvió a esperar en 1986 porque otro de sus primos, Adolfo Lugo, sin más mérito que ser burócrata en el instituto del Consumidor y dirigente del PRI, hizo valer su amistad con Miguel de la Madrid, que lo premió con la gubernatura de Hidalgo como regalo.

SABER ESPERAR…

Humberto Lugo tuvo la paciencia de saber esperar y aunque para muchos su padre, José Lugo Guerrero, fue el iniciador del grupo Huichapan, pues fue el primero de la familia en alcanzar un alto cargo, como gobernador interino en 1926 y alcalde de Pachuca en 1930, mientras que don Javier Rojo Gómez llegó al palacio de Gobierno en abril de 1937 y le heredó cuatro años después a su cuñado José Lugo Guerrero; luego de varios años de espera y con el primo Adolfo en el poder, se repitió el impedimento de doce años atrás y el candidato fue Jesús Murillo Karam mientras Humberto Lugo siguió en lista de espera, que terminó en agosto de 1998 cuando decidió participar en el proceso interno al que convocó el PRI para buscar al candidato en el relevo de Murillo Karam.

La experiencia no le alcanzó a Lugo Gil para superar el empuje de Manuel Ángel Núñez Soto, José Guadarrama y Gerardo Sosa Castelán y compitió con Orlando Arvizu Lara para no quedar en último sitio, sin embargo supo esperar y cuando los reclamos de José Guadarrama por lo que llamó fraude, subieron de tono, el alto mando decidió ubicar a Murillo Karam como sub secretario de Gobernación y Lugo Gil alcanzó el 29 de octubre de 1998 un cargo que anheló durante tres décadas y solo desempeñó en un lapso de 22 semanas y aunque no dejó ninguna obra que pueda trascender, aplicó la habilidad y mantuvo la tranquilidad política hasta entregar el mando a Núñez Soto; en el homenaje que el Congreso del Estado le rindió ante la urna con los restos de Humberto Lugo, destacó la presencia del gobernador Francisco Olvera y de sus antecesores y solo se notó la ausencia del doctor Otoniel Miranda Andrade, quien al dejar el cargo se alejó del escenario político al que regresó en el tercer informe de Núñez Soto.

https://reportepolitico.wordpress.com

Anuncios

~ por reportepolitico en mayo 20, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: